ASAMBLEA GENERAL PAE BRUSELAS FEBRERO 2016

El 23 de febrero 2016 tuvo lugar la Asamblea General de PAE y al día siguiente la jornada con europarlamentarios, la comisión llamada “BRAIN MIND PAIN” (cerebro, mente, dolor).

BENEFICIOS DE SER MIEMBRO DE PAE

Los pacientes individuales no tienen beneficio directo de esta asociación paraguas que cubre toda Europa. A largo plazo, sin embargo, sí se benefician de los resultados de las acciones de lobbying Europeo en asuntos, como:

  • Sanidad fuera de su país.
  • Proyectos de investigación.
  • Campañas de concienciación.
  • Membresía de la Agencia Europea de Medicinas (EMA).

Las asociaciones se benefician de lo siguiente:

  • Información de investigaciones, cuestionarios y proyectos puede ayudar a las asociaciones a crear campañas de concienciación nacional.
  • Información compartida sobre las actividades diarias puede ayudarlas a desarrollar proyectos nuevos en sus propios países (redes sociales y colaboración).
  • Las ideas compartidas pueden ayudarlas a ser innovador a nivel nacional.
  • Una asociación mejor informada será socio más respectado y fiable cuando se discute el cuidado de los pacientes con los profesionales de la salud.
  • PAE ayuda a desarrollar recomendaciones y discutir opciones de tratamiento alternativas.
  • PAE propone sugestiones respecto las investigaciones.
  • PAE propone información relevante sobre dolor crónico.

 

Ante los gobiernos:

  • Una asociación mejor informada será más respectada como interlocutor interesante cuando los gobiernos piden opiniones respecto asuntos sobre dolor crónico.
  • Una mayor información abre vías:

−     Para estar implicado en instituciones gubernamentales

−     Para pedir investigación más específica sobre dolor crónico refiriéndose a datos reunidos a nivel Europeo

−     Para abordar diferentes asuntos que implican aspectos médicos, sociales y económicos

 

Ante aseguradoras de salud y Seguridad Social:

  • Las mutuas consideran una asociación mejor informada más creíble y respetable a la hora abordar problemas de:

−     Desigualdades en los pagos de tratamientos

−     Denegar ayudas sociales

−     Malentendidos con respecto al impacto negativo del dolor crónico en la vida de las personas.

  • Será útil insistir ante las mutuas/seguridad social que pueden ahorrar dinero si se proporciona cuidado temprano, basado en las buenas prácticas en toda Europa.

 

PAE_2016

Miembros de la Junta Directiva de PAE


El uso/mal uso/abuso de opioides – declaración oficial de PAE

Desde hace muchos años se utilizan los opioides para aliviar el dolor. Solo en los últimos años se han empezado a tratar dolor crónico con opioides. El resultado es que el uso de los opioides se ha vuelto tema de debate dentro de la sociedad médica.

La Alianza Europea del Dolor (PAE) considera que, a nivel Europeo, el uso de los opioides debería seguir siendo uno de los tratamientos que los médicos pueden prescribir para el dolor. Todos los médicos que prevén prescribir o continuar tratamiento con opioides deberían asegurarse de utilizar primero un abordaje estructurado para cada uno de los pacientes con dolor crónico. Esto incluiría una evaluación a fondo y un plan de tratamiento que resultaría en la identificación y la extensión de objetivos prácticos.  Se debería evaluar con claridad la situación del paciente con dolor crónico; analizar el riesgo de las complicaciones del opioide; hacer una revisión completa de tratamiento de base que incluye una revisión del historial médico del paciente.

Si la revisión médica del paciente indica que el tratamiento con opioide es necesario, este se debería de ofrecer. Se debería prescribir los opioides como prueba y continuar solamente si se experimenta un progreso hacía las metas prácticas. Por este motivo la medicación opioide se debe regular y controlar a fondo, tal como cualquier otro medicamento. En caso de constatar que el tratamiento resulta inseguro o inefectivo, o si el paciente hace mal uso/abuso, se debería cesar la terapia con opioide según el protocolo establecido.

Como norma, se debería limitar el uso de opioides a pacientes que sufren de dolor crónico, con un correcto historial médico y en los que se ha comprobado que son efectivos.

Escribir un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>